CARTAS MAESTRAS

Número de jugadores: 2 a 8. Duración entre 10 y 20 minutos.

CARTAS MAESTRAS

Número de jugadores: 2 a 8

Para 2, 3, 6 y 7 jugadores: se utilizan 43 naipes y se eliminan 3 cartas vacías de juego.

Para 4,5 y 8 jugadores: se utilizan 41 naipes y se eliminan 5 cartas vacías de juego.

Tiempo de juego: Entre 10 y 20 minutos por partida.

El objetivo.

Es conseguir más cartas maestras que los demás, en caso de empate, se procede al recuento del número de naipes ganados.

Preparación del juego.

Mezclar muy bien y repartir cuatro naipes a cada jugador y poner la carta central en la zona de juego.

Desarrollo del juego.

Tras repartir cuatro cartas a cada jugador, se coloca la carta central en la zona de juego junto a las sobrantes. Para comenzar la partida, el jugador de mano, deberá colocar una primera carta maestra, si no fuera así, cogería una carta del mazo de robo y pasaría el turno al jugador situado a su derecha; así sucesivamente hasta que un jugador, coloque en uno de los cuatro lados de la carta central una carta maestra. Una vez puesta, el siguiente puede optar por enlazar una carta a una ya colocada, atendiendo al número de puntos y a su color o colocar en otro lado de la carta central una nueva carta maestra.

Mientras que las cartas vacías se utilizan para reanudar caminos, las maestras sirven para comenzar caminos e ir añadiendo naipes. Se ganan las cartas maestras, cuando se añade una cuarta carta enlazada.

En el momento en que ya no se puedan colocar más cartas maestras o bien no se puedan poner más naipes sobre estas, se podrá jugar el resto de cartas que aun tengan los jugadores, dejando la carta central libre en sus cuatros lados y retirando las cartas que no se han podido ganar. Entonces, cada jugador intentará colocar, enlazadas, el número máximo de cartas que aún le quede en un solo turno, esas las ganará para él. Esto se realiza solo para el recuento de cartas en caso de empate en el número de cartas maestras. Entonces la partida habrá finalizado, procediéndose al recuento de las cartas maestras.

Aclaraciones

1.º nunca un naipe debe estar adyacente a otros dos naipes al mismo tiempo; y que cuando se coloque un nuevo naipe este debe estar colocado en línea, en vertical u horizontal con respecto al último naipe puesto.

2.º si no se tiene naipe para colocar se roba uno del mazo.

3.º en caso de empate, gana quien tenga más naipes en su poder.

4.º la orientación del naipe es el que uno quiera.

5.º siempre se abre una línea o camino de juego con las cartas maestras. Exceptuando cuando se juega con el resto, que sirve para el desempate.

Se coloca la carta de juego central y se empieza la partida con una carta maestra

1. Se coloca la carta central y se empieza la partida con una carta maestra; robando del mazo otra carta.

"El siguiente jugador juega sobre una carta puesta o abre otro camino con una carta maestra"

2. Se continua la partida, enlazando en cartas ya puestas, abriendo otras líneas o caminos de juego con las cartas maestras.

Si se coloca una cuarta carta, esos naipes los ganas

3. Si se coloca una cuarta carta de juego, esos naipes los ganas.

se continua jugando

4. Se continua jugando.

los siguientes jugadores siguen así sucesivamente

5. Así sucesivamente, hasta terminar de colocar todas las cartas maestras.

Cuando se ponen todas las cartas maestras cada jugador solo tiene una sola oportunidad para deshacerse de todas sus cartas

6. Una vez que se colocan todas las cartas maestras; solo en un turno, cada jugador tendrá la posibilidad de enlazar todas las cartas que le restan. Esto solo sirve en el caso de empate, en el número de cartas maestras que cada jugador ha ganado.